Es un caudaloso escritor, constructor de una extensa flota

IMG_20151129_200751_editHoy domingo he escrito: «No voy a escribir sobre La herida se mueve». Hoy no. Postergo la escritura de la reseña. Quiero releer la novela antes de escribir algo sobre ella. Ya está bien del Fast Fast Read, y de la Fast Food, por supuesto.

Hoy domingo me he ensimismado con un cuaderno de notas de lectura del 2009. Como estaba incompleto, he aprovechado para reutilizarlo y completarlo porque todavía le quedaban bastantes páginas en blanco. Y ha tenido el honor de hacerlo Ante todo criminal, de Juan Aparicio Belmonte, que lo he empezado hoy (qué narrador tan «currado» tiene esta novela). Al abrir ese cuaderno al azar he descubierto esta nota manuscrita:

Pero… ¿qué es el talento? Si los necios se imaginan que un literato es un tipo que se pasa la vida sentado en un café, y de vez en cuando escribe sirviéndose de este misterioso e indefinido «talento» novelas y cuentos más o menos logrados, ya es hora de que revisen sus opiniones. El escritor no escribe con ningún misterioso talento sino… consigo mismo. Es decir, escribe con su sensibilidad e inteligencia, con su corazón y su mente, con todo su desarrollo espiritual y esa tensión, esa constante excitación del espíritu de que decía Cicerón que es la esencia de toda retórica. No hay en el arte nada misterioso, nada esotérico. 

Estaba escrito por Gombrowicz en sus Diarios. Supongo. Anoté al final de la cita un simple «(Gombrowicz, 154)» y como en casa tengo ese libro me he levantado para comprobarlo, sacar la foto y decir sí, es de sus Diarios.

Hoy domingo también me he paseado por Issuu. Una vez dentro he tecleado en su buscador: «Literatura» —mayúscula incluida—. El resultado ha sido el siguiente: me he encontrado el libro completo —yo no sé qué hace ahí el libro completo— de Historia de la literatura española 6/2 de Santos Sanz Villanueva. Creo que lo voy a comprar. Me ha resultado muy goloso lo poco que he leído. Y bueno, en la página cincuenta y tantos me he encontrado con:

sc65a6c

Y sin querer he relacionado «por antónimos». Todo lo que escribe Santos Sanz sobre Zunzunegui en este fragmento, excepto lo referido a «capacidad fabuladora», es todo lo contrario que se podría decir —para empezar— de Luis Rodríguez y su La herida se mueve. Por eso vuelvo al principio y digo que «Hoy es domingo» y en domingo puedes hacer y entretenerte en escribir un post como este.

La literatura siempre brilla y lo demás, ni el talento lo arregla. Por todo ello, porque respeto la literatura que brilla que es lo mismo que escribir a secas «literatura», voy a releerme con paz, gusto y regusto el brillo que desprende La herida se mueve

Es domingo, y repito, en domingo pueden escribirse estos post. Disfruten de una magnífica semana.

One Reply to “Es un caudaloso escritor, constructor de una extensa flota”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s