Luisiano y sabio entre semana

6tag_120315-143618
Imagen tomada el 12 de marzo de 2015 en Úbeda (Jaén) hacia las una de la tarde.

Fray Luis de León no escribía para la industria editorial: «Entre las ocupaciones de mis estudios en mi mocedad, y casi en mi niñez, se me cayeron como de entre las manos estas obrecillas, a las cuales me apliqué más por inclinación de mi estrella que por juicio o voluntad».

Quien interpretaba su obra, a veces lo hacía de manera aviesa y sufría fray Luis, fray Luis sufría: «No porque la Poesía […] no sea digna de cualquier persona y de cualquier nombre sino porque conocía los juicios errados de nuestras gentes, y su poca inclinación a todo lo que tiene alguna luz de ingenio o de valor; y entendía las artes y mañas de la ambición y del estudio del interés propio y de la presunción ignorante, que son plantas que nacen siempre y crecen juntas y se enseñorean ahora en nuestros tiempos».

Fray Luis de León escribía pero «por esta causa nunca hice caso de esto que compuse, ni gasté en ello más tiempo del que tomaba para olvidarme de otros trabajos, ni puse en ello más estudio del que merecía lo que nacía para nunca salir a luz».

Y finalmente, así traducía fray Luis, que era arte cómo lo hacía. Y su defensa del español como lengua con la capacidad de un latín: «De lo que yo compuse juzgará cada uno a su voluntad; de lo que es traducido, el que quisiere ser juez, pruebe primero qué cosa es traducir poesías elegantes de una lengua extraña a la suya, sin añadir ni quitar sentencia y con guardar cuanto es posible las figuras del original y su donaire, sino como nacidas en él y naturales. No digo que lo he hecho yo, ni soy tan arrogante, mas helo pretendido hacer, y así lo confieso. Y el que dijere que no lo he alcanzado, haga prueba de sí, y entonces podrá ser que estime mi trabajo más; al cual yo me incliné solo por mostrar que nuestra lengua recibe bien todo lo que se le encomienda, y que no es dura ni pobre, como algunos dicen, sino de cera y abundante para los que la saben tratar».

Me entretuve con fray Luis esta semana. Los textos están extraídos de Los grandes líricos del Renacimiento español (Cátedra, 2010). También estuve entretenido con San Juan de la Cruz y con Santa Teresa de Jesús. Respiras ataraxia; y es sano respirar ataraxia de vez en vez.

fray_luis_de_leon-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s