Rechaza la sed de libros

Después de un día al sol no me queda otra opción que, para cumplir con el post del domingo, recoger todos los libros que esta semana han pasado por mis manos, ponerlos en fila y extraer algo de ellos, copiar y pegar, transcribir. Así de simple. Todos. El sol seca el seso y el cloro lo adormece. hoy, esto. (Los libros están vinculados a Amazon).

Del Poema de Mio Cid, edición de Colin Smith, un póker de subrayados de las notas finales del autor:

1518 Sonreír es evidentemente un acto espontáneo, pero en su colocación aquí y manera de uso, existe cierta semejanza con la frase adverbial latina hilari vultu, por ejemplo.

1431 y se reirían con el jovial antisemitismo

1241 El Cid se deja crecer la barba como señal de dolor por su destierro, según una práctica común a muchos pueblos.

348 Golgota tuvo el acento en la hasta el siglo XVI

281 permaneceréis aquí, es un pleonasmo extraño.

De la Biblia:

Números 14, 23: No la verá ninguno de los que me han despreciado.

De El trabajo intelectual de donde saco el título del libro:

IMG_20150830_210142_edit

De Los grandes líricos del Renacimiento español, un soneto de Fernando de Herrera que recuerda la derrota sufrida por los españoles en Castelnovo (Bosnia) por parte de los turcos al mando de Jeir ad-Din, Barbarroja, el 10 de agosto de 1539, al mismo tiempo que ensalza el valor de las tropas españolas. De esto hace 476 años y veinte días.

IMG_20150828_201759_edit

De Como aprender y enseñar sintaxis:

Que no aparezca un sujeto en la oración, no significa que esta sea impersonal. En muchas oraciones el sujeto no aparece explícitamente, pero podemos deducirlo por la concordancia de persona y número o por el contexto del mismo.

De La religión de un médico y el enterramiento en urnas:

Nota 230: Fálaris fue un tirano siciliano del siglo VI a.C. que asaba a sus víctimas en un toro de bronce.

De Métrica española:

Cuando un endecasílabo lleva acentuadas todas sus sílabas pares, es rítmicamente pleno, como aquel de GARCILASO:

por tí la vérde hiérba, el frésco viénto.

Además de la consulta, lectura y estudio de alguno de estos libros, he hecho un mapa mental esta semana siguiendo los consejos de Tony Buzan. Algunos libros me invitan a usar los colores para entenderlos mejor, para que, en el momento de la muerte, pueda recordar algo de ellos, algún texto sugerente además del Adoro Te Devote —siempre que Dios quiera—:

IMG_20150830_212003_edit

 

 

 

One Reply to “Rechaza la sed de libros”

  1. ¡Qué gracia me ha hecho llegarme por aquí! La página de Jean Guitton me la citaba mil veces un amigo en mi época de lector sin cabeza y sin tasa. Y ciertamente de los libros que aquí citas y comentas, de los textos, no conocía el de LA RELIGIÓN DE UN MÉDICO… y no sabía de la edición de Cátedra de esos clásicos, q quienes he leído, como no podría ser menos. El texto sobre sintaxis, también de Cátedra, lo adquirí hace un par de años y me pareció flojo (lo he consultado poco, lo he mirado muy por encima) porque no era lo que deseaba y esperaba (me quedo con el nuevo de Gómez Torrego en SM) y el MIO CID siempre es una gozada: leerlo en voz alta en clase a los alumnos en castellano antiguo… ¡es una delicia! ¡¡Y el tintero!! Que si no me equivoco es de tinta verde: así fueron los últimos que compré en Luipe en Navas de Tolosa, pero con el tapón negro y una bonita forma el bote de vidrio que solía llenar de canicas y que, por cierto, echo de menos y que ignoro dónde los he puesto… Hace años que no los veo en las baldas del despacho. Gracias por esta entrada tan simpática.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s