El nivel literario de una primera novela: un ejemplo

IMG_20150516_19552016 de mayo de 2015 19.37 h

Esta entrada ha sido programada. Cuando se publique, estaré corriendo y sudando por las calles de Jaén, en alguna cuesta; en Jaén o subes o bajas. Estuve parte de la tarde del sábado, hasta que me he puesto las zapatillas, con la primera novela que escribió Susan Sontag: El benefactor. Sí, en la edición de Lumen del 63 (la de la imagen). La compré por seis euros y pico en la librería El desván del libro de Madrid. Si queréis despertar el deseo de leerla sugiero que echen un vistazo a esta reseña que escribió Javier Avilés hace diez años; ¡diez años! Había empezado a leerla hace unos días pero ha sido hoy cuando he entrado en calor con ella. Y me preguntaba si sería necesario establecer ese nivel de literatura y genialidad para todas las primeras novelas que uno decide promover. Me equivoco con tanta frecuencia que pienso si no estoy rechazando más originales de la cuenta. Me equivoco con mucha frecuencia pero no estoy ciego. Creo que también hubiese reconocido que El benefactor era una auténtica obra de la literatura. ¿Se imaginan que en un par de meses, o esta semana recibiese un original con ese nivel «primerizo»? Ojalá. En esta semana abriré públicamente en la web la recepción de primeros capítulos. 20.01 h

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s