Repentinas palabras

IMG_20150509_1311279 de mayo de 2015

Lo primero que tienes que encontrar para escribir una cuartilla al día, una sola cuartilla al día, es un escondrijo. Llama escondrijo a tu cama, a la mesa de una cafetería, al asiento de un autobús urbano; lo único que quieres es escribir una cuartilla al día porque necesitas escribir una cuartilla al día. No sabes explicar por qué necesitas escribir una cuartilla al día pero necesitas escribirla. Por esa misma razón necesito hablar de lo que leo, de casi todo lo que leo, sea o no literatura. Y por esta razón hoy nace en este blog un escondrijo. Un escondrijo que me servirá para esconder pequeños textos (siempre serán inferiores a doscientas diecisiete palabras). Porque lo necesito. Porque necesito hablar con pocas palabras, por ejemplo, del léxico de Pablo Gutiérrez en Los libros repentinos; porque quiero escribir y mostrar lo importante que es para mí, por ejemplo, un libro de velas japonesas. Pacto conmigo escribir durante mayo doscientas diecisiete palabras. Serán públicas en una misma entrada. He calculado que necesitaré veinte, veinticinco minutos y aplicaré las correcciones justas. Libros que voy leyendo, repentinas palabras sobre ellos, ideas que sedimentan y que al final, escribo aquí. Ahora no conozco las razones pero sé que escribir esta «cuartilla diaria» podría ayudarme a descubrir los porqués.

One Reply to “Repentinas palabras”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s